10 consejos para mejorar la capacidad de carga de las mercancías

En nuestro artículo anterior te contamos cómo elegir la mejor distribución de la carga en los camiones, es decir, cómo colocar las cajas, paquetes o palés, de tal manera que se mantengan estables y seguros y de acuerdo a las características del vehículo. Hoy queremos darte algunos consejos para mejorar la capacidad de carga de las mercancías. Esto permite aprovechar al máximo el espacio y sin perder la seguridad durante el traslado.

¿Por qué mejorar la capacidad de carga de las mercancías?

Conseguir que el transporte de mercancías sea eficiente resulta esencial para las empresas. Hacerlo de forma correcta acarrea un impacto considerable en los costes de logística, a la vez que mejora la rentabilidad. ¿Cómo hacerlo? Una de las formas de lograrlo es aumentando la capacidad de carga de las mercancías. ¡Sigue nuestros consejos!

Utilizar grúas o montacargas permite mejorar la capacidad de carga

Embalaje eficiente

Toda mercancía que va a transportarse requiere de un embalaje adecuado. El embalaje es crucial para mejorar la capacidad de carga, pero es importante elegir uno que sea compacto, a la vez que resistente. Esto te permitirá aprovechar al máximo el espacio en los camiones y vehículos de transporte.

Nosotros te recomendamos que utilices envases que hayan sido diseñados, específicamente, para optimizar el espacio. ¿Lo más recomendable? Los palés y contenedores estandarizados, de los que te hablaremos más abajo. No olvides que estos deben ir muy bien sujetos y asegurados al vehículo para que no se muevan durante el viaje.

Rediseñar la carga

Cuando hablamos de rediseñar la carga, nos referimos a cómo distribuirla o colocarla en el camión. Ya sabes que debe sujetarse muy bien para evitar inconvenientes, pero también es importante hacer una distribución eficiente. ¿Cómo puedes rediseñar la carga? Hazlo de tal manera que se aproveche la altura del vehículo y, por supuesto, distribuyendo el peso uniformemente.

Coloca los productos más pesados primero y, sobre estos, sitúa los más ligeros o frágiles. Y, como ya hemos mencionado varias veces, no te olvides de los sistemas de amarre. Así evitarás desplazamientos de las mercancías durante el transporte.

Sistemas de almacenamiento eficiente

Esta medida para mejorar la capacidad de carga puede implementarse en los almacenes y centros de logística o distribución, como empresas de paquetería. En este caso, lo más aconsejable es colocar las mercancías en estanterías y utilizar sistemas de almacenamiento para aprovechar al máximo el espacio vertical. Además, de tener fácil acceso a los productos, la mercancía no se daña ni estropea fácilmente.

Estandarizar envases y contenedores

Estandarizar los envases y contenedores permite optimizar el espacio en el vehículo, además, también facilita la carga y descarga. Lo más correcto para aumentar la capacidad de carga es utilizar contenedores que sean compatibles con los estándares de la industria. Así, estos recipientes serán fáciles de apilar y aprovechas al máximo el espacio. Por supuesto, las mercancías se mantienen en buen estado.

Mejora la capacidad de carga con el embalaje necesario

Por muy protegido que quieras mandar un producto, embalar de más puede ser un obstáculo. Para proteger las mercancías, contenedores o envases estandarizados. ¿Por qué te recomendamos deshacerte del embalaje innecesario? Porque esto disminuye los costes de transporte, optimiza el espacio y ayudas a cuidar el medioambiente al generar menos residuos.

Calcular la capacidad de carga

Hacer un cálculo preciso de las mercancías a transportar es indispensable para evitar sobrecargas y subcargas de los vehículos. Recuerda que cada vehículo es diferente y no todos toleran los mismos pesos. Por otra parte, no resulta rentable enviar un vehículo con un par de mercancías, desaprovechando el resto del espacio.

Mejora la capacidad de carga calculando el peso de las mercancías

Por eso te recomendamos calcular la carga con precisión, utilizar sistemas de medición para determinar el peso exacto de los productos, antes de cargar los vehículos. Con esto no solo garantizas el cumplimiento de la normativa al respecto, sino que también optimizas el espacio y reduces los costes. No tiene sentido, económicamente hablando, enviar unas cuantas mercancías y dejar parte del espacio del vehículo vacío.

Invierte en equipamiento especial

Muchas empresas de logística y transporte de mercancías utilizan máquinas especiales como grúas y montacargas para manipular las mercancías. Esto facilita el trabajo de carga y descarga, especialmente de productos que sean muy voluminosos o pesados. Además de hacer más eficiente la carga en los camiones, reduce el tiempo y la mano de obra. Un único operario puede utilizar la grúa, por ejemplo, para hacer la labor de carga y/o descarga.

Planifica rutas y mejora la capacidad de carga

Cuando llegues a este punto, ya deberías de haber aplicado algunos de los consejos anteriores: embalaje optimizado, peso de las mercancías y utilización de contenedores estandarizados (de ser el caso). Y antes de ponerte manos a la obra con la carga del vehículo, es necesario acomodar la mercancía de la mejor manera posible. ¿Qué colocar primero? ¿Dónde? ¿Qué sistemas de amarre utilizar? Todo esto debes calcularlo antes de disponer las mercancías en el interior del vehículo.

Una vez que hayas colocado todo, optimizando el espacio al máximo, es momento de calcular la ruta. Esto es muy importante también al momento de hacer la distribución de las mercancías en el vehículo. Por ejemplo, colocar las mercancías que deben entregarse primero, al fondo del camión, retrasaría el tiempo de descarga.

Para hacer el cálculo de ruta, es posible utilizar algún software de gestión de flotas. Esto permite planificar las rutas de forma óptima. Así puede saber dónde detenerte primero, pero también minimizas los kilómetros vacíos y maximizas la cantidad de mercancías que puedes enviar en cada viaje.

Consolidación de las mercancías

La consolidación de cargas es un sistema que permite combinar múltiples envíos en un único vehículo. Aquí también entra en juego la planificación de las rutas, pues prácticamente el vehículo debe detenerse varias veces para hacer múltiples entregas. Pero cuando se trata de consolidación, esta técnica permite aprovechar al máximo la capacidad de carga.

La consolidación es una forma de reducir los costes y mejorar la eficiencia del transporte. Generalmente, es una técnica que utilizan las empresas de paquetería o que utilizan cargas parciales, conocidas como LTL (Less Than Truckload).

Sistemas de geolocalización

Optimizar la carga, maximizar el espacio, utilizar contenedores y calcular rutas no es suficiente. También es necesario utilizar tecnología de seguimiento y monitoreo, es decir, GPS. Estos sistemas permiten hacer un seguimiento en tiempo real de los envíos. El uso de esta tecnología permite coordinar mejor las entregas, reasignar rutas en caso de emergencias y, por supuesto, también es una herramienta muy útil para los clientes. A la larga, el uso de estos dispositivos te permitirá detectar las áreas en las que puedes mejorar la capacidad de carga de los vehículos.

Más noticias

El camión de tres ejes es capaz de soportar cargas muy pesadas

¿Qué es un camión de tres ejes?

El camión de tres ejes ha sido diseñado para transportar cargas muy pesadas y ser eficiente, en lo que a combustible se refiere